Argentinos, ¡a las cosas!

Ahora le toca a los objetos. La tecnología móvil sigue irrumpiendo en bienes y servicios y cambiando la manera que tenemos de hacer las cosas en la ciudades, desde viajar en autos y dormir en casas ajenas hasta ver películas y series. Y ahora empieza a cambiar la manera de llevar y traer cosas. Se la llama Gig Economy (economía de los recados) y propone trabajar y cobrar on demand, esporádicamente, o a pedido. La nueva tendencia que crece en el mundo es enviar y recibir cualquier producto en menos de una hora mediante aplicaciones móviles como Deliveroo, Postmates, Stuart, Glovo y Rappi. El objetivo es “uberizar los objetos”.

Se trata de empresas de “mensajerías colaborativas” que se gestionan desde el celular. El objeto a enviar o recibir no debe exceder el tamaño ni el peso de una sandía: un sobre, llaves, comida, ropa, golosinas, regalos, pañales, remedios, bebidas, diarios y revistas, etc. Dos de estas empresas llegaron a Buenos Aires y sus avisos ya se ven en los carteles de los barrios donde operan.

Glovo nació en marzo de 2015 en Barcelona de la mano de Oscar Pierre y Sacha Michaud. Ya tiene una valoración de 90 millones de dólares y hace unos 500 mil pedidos mensuales. Crecen un 20% cada mes. Así como Uber tiene choferes que durante su tiempo libre trabajan transportando pasajeros, Glovo tiene sus “glovers” que van en bicicleta o en moto a buscar lo que un usuario pida. Estos cobran por viaje, en base al tiempo y distancia. Ya son 2500 en todo el mundo. Está presente en cuatro países europeos (España, Italia, Francia y Portugal), en enero empezó sus operaciones en la Argentina, desde donde manejan el resto de la región: Chile, Perú y en breve, Uruguay y Paraguay. Planean llegar a 30 ciudades. Para eso compró Kadabra, una app de delivery fundada por el argentino Matías Gath, quien a los 34 años quedó como Country Manager de las operaciones locales.

La otra empresa es Rappi, que nació en Colombia (de la mano de Simón Borrero) y hará base en Latinoamérica. Ya funciona en México y Brasil. Recibe un promedio de 50 mil pedidos por día. Recibió dinero fresco de la aceleradora de empresas tech Y Combinator y esta semana se presentó oficialmente en el país, donde invertirán 10 millones de dólares. Fabián Gómez (ex  GroupOn) es el country manager. Rappi también trabaja con cadetes (bautizados “Rappitenderos”) y desde la app se puede ver el recorrido, los datos de la persona que lleva o trae el pedido, etc. Hicieron acuerdos con Romario, Nucha, Chungo y otros comercios. También tiene en la opción “Rapicash” para pedir plata en efectivo.

La gig economy trae polémicas. Estas nuevas empresas basan su funcionamiento en trabajadores autónomos que facturan por sus servicios, pero que no son empleados. Son, según las empresas, freelancers on demand, porque pueden trabajar en varios servicios diferentes a la vez, a la hora que quieran, cuantas horas quieran. Pero para los sindicatos son empleados encubiertos. Los cadetes de Glovo y Rappi que van en bici o moto cobran por viaje realizado, no tienen contratos laborales, no están protegidos por ningún convenio (como si otros empleados de servicios de mensajerías tradicionales) y, por ejemplo, si tienen un accidente en la calle, los gastos correrán por su cuenta. Ellos mismos deben pagarse sus seguros. Tampoco cobran aguinaldo, ni tienen obra social ni vacaciones pagas.

En el mundo el tema ya genera fricciones y debates sobre si la nueva economía colaborativa se basa en un modelo flexible “de plataformas de intermediación” o en realidad las más grandes se aprovechan del rótulo de moda para disimular una rotunda precarización laboral. Todavía no existen regulaciones para algo que hasta hace pocos meses no existía pero la Comisión Europea ya trabaja en el tema con varios proyectos de leyes. Por acá las cosas son diferentes. Recién este mes Netflix y Spotify empezarán a tributar impuestos locales.

La nueva economía repite los vicios de la vieja.

 

(publicado en El Cronista, 20 de marzo 2018)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s